10 cosas divertidas sobre la Antártica

1. La Antártica es en realidad un desierto

Puede que te sorprenda comparar la Antártica con las extensiones cálidas y arenosas de tierra que llamamos desiertos. Si bien es cierto que la mayoría de los desiertos son arenosos y cálidos, la definición real de un desierto es un paisaje que recibe poca precipitación – lluvia, nieve, llovizna, granizo o algo similar. Antártica cae bajo la categoría de desierto polar.

La Antártica es también el continente más frío, más ventoso, más alto y también el más seco de la Tierra. Las temperaturas extremas son lo suficientemente frías como para congelar el agua, lo que contribuye a la gran cantidad de capas de hielo, glaciares y icebergs que encontrarás allí.

2. La Antártica posee el 90% del agua dulce del mundo

La mayoría de la Antártica está cubierta de hielo (más de 20 millones de kilómetros cuadrados) y solo el 1% está permanentemente libre de hielo. Este hielo, con un espesor promedio de 1.6 km, contribuye al 90% del agua dulce del mundo.

3. La Antártica solía ser tan cálida como California

La Antártica no siempre ha sido un terreno helado y frío. Aunque algunas partes alcanzan los -90ºC, este continente alguna vez fue tan cálido como California en la actualidad.

Los científicos de la Universidad de Yale midieron cómo eran las temperaturas en la época del Eoceno, un período de hace 40-50 millones de años cuando había concentraciones más altas de dióxido de carbono en la atmósfera. Los científicos estimaron que durante este tiempo, el clima alcanzó los 17ºC, con un promedio de 14.

La Antártica también estuvo una vez llena de verdes bosques cuando estaba habitada por dinosaurios. ¡Eso es muy diferente de la topografía invernal que encontrarás durante tu crucero!

4. La Península Antártica es una de las áreas de calentamiento más rápido de la Tierra

El cambio climático y el calentamiento global son factores muy importantes para el delicado ambiente de la Antártica. Es una de las áreas del planeta que experimenta los aumentos de temperatura más rápidos. Las temperaturas oceánicas han aumentado 1ºC desde 1955 y la temperatura del aire es con 3ºC más alta. A largo plazo, esto tiene consecuencias drásticas en el entorno de la vida física.

El hielo se está derritiendo lentamente, y se estima que los niveles oceánicos mundiales aumentarían de 60 a 65 metros si se derritiera todo el hielo de la Antártica.

5. No hay zona horaria en la Antártica

¿No sería extraño ir a la Antártica y no saber la hora actual? El Polo Sur está situado justo en el medio de la Antártica, donde se encuentran todas las líneas de longitud, haciendo que el área incluya todas las zonas horarias.

No es extremadamente importante que la Antártica tenga una zona horaria específica. No hay residentes permanentes, y debido a la inclinación de la Tierra, solo hay dos estaciones polares: el verano, con luz solar continua y el invierno, donde no hay salida del sol.

Los investigadores y viajeros que se aventuran tienden a seguir las respectivas zonas horarias de sus propios países.

6. La Antártica tiene un volcán activo

La Antártica es hogar de varios volcanes, y el más grande de todos sigue activo. Llamado Monte Erebus, es parte de la formación volcánica que forma la Isla Ross. Según National Geographic, este volcán se formó hace alrededor de 1.3 millones de años y está a casi 12.500 metros sobre el nivel del mar.

Lo que hace que Monte Erebus sea tan interesante es el lago de lava hirviente, que fluye continuamente desde 1972, pero se estima que comenzó mucho antes.

7. Hay un lago con sangre rojo en la Antártica

Como si alguien hubiera cortado en el hielo, las Cataratas de Sangre se precipitan sobre el Glaciar Taylor. El agua es extremadamente alta en hierro y sal, y cuando entra en contacto con el aire, el hierro se oxida.

Aquí el agua es tres veces más salada que el agua del océano.

8. La Antártica tiene su propio tratado

Debido a que el medio ambiente de la Antártica es tan delicado y único, existe un tratado que establece que solo se puede llevar a cabo una investigación pacífica para proteger el área. En 1959, 12 países firmaron este tratado, con el número ahora sentado en 53.

Esto también asegura que la Antártica no quede atrapada en un conflicto internacional, y que el continente se utilice exclusivamente con fines científicos y viajes sensatos. El tratado prohíbe las actividades militares y nucleares, y también la minería mineral.

9. Hay un fenómeno único en la Antártica llamado “polvo de diamante”

Si bien hay niveles bajos de precipitación en la Antártica, ¡eso no significa que el aire esté limpio de la belleza de la naturaleza! El aire es tan frío allí que la humedad se puede condensar mientras está en el aire. Esto forma cristales de hielo que caen al suelo.

La luz del sol hará que estos cristales de hielo brillen, creando una ducha brillante llamada “polvo de diamante”. Sucede cuando el cielo está despejado, conocido como “precipitación en cielo despejado”.

10. Hay que quitar las muelas del juicio

Esto es simplemente un requisito de precaución porque hay ciertas épocas del año en que es demasiado peligroso enviar de vuelta a un científico para una operación. Por lo general, solo hay un médico en el lugar.

Afortunadamente para ti, esto solo se aplica a los investigadores y no a los viajeros. Si solo planeas visitar con Aurora Expeditions, ¡no tendrás que quitar nada!

[Photo from Pixabay]

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.